2. sep., 2017

16. "EL liMpiAlenGuAs"

 

"Tuve la dicha de acudir a una farmacia ayurveda en mi viaje a Rishikesh (India). El agradable anciano que la regentaba en agradecimiento a mi generosa compra me regaló un limpia lenguas, algo poco visto y menos aún usado en Occidente.

Era una especie de hilo de cobre de un par de milímetros de grosor y unos 15 centímetros de largo en forma de boomerang, con la parte central aplastada. Se coge por ambos extremos y por la mañana nada más levantarse se pasa por la lengua de dentro hacia afuera arrastrando toda la mucosidad y residuos acumulados durante la noche.

Aquella mañana un escalofrío recorrió mi cuerpo al darme cuenta que alguien había entrado en mi piso, mi lengua quedaba en el rojo lavabo mientras horrorizada sostenía con ambas manos un afilado e infernal artilugio."