Reflexiones para una convivencia perruna

16. feb., 2018

El perrito "Toy" es igual de perrito que el "mastín", misma especie idénticas necesidades naturales.

De camino por un parque nos cruzamos con una pareja que viene charlando, su perrito (tamaño pequeño, un mesticillo faldero) va suelto.

Nuestras perras se acercan al perrito, nosotros nos hemos detenido para faciltar (ellas van con correa) el saludo.
La otra pareja sigue caminando cuando se dan cuenta que su perrito esta saludando, uno de ellos se vuelve impaciente:
- Ya está no?Ya es suficiente!

Sin entrar a fondo en valorar la escena... La falta de respeto a las necesidades naturales del perro son abrumadoras, la falta de empatía y educación a veces averguezan!!

Me quede con la boca abierta ¡¡Y se lo lleva como si fuera un bolso!!

Creo que pensé en voz alta O_O

16. feb., 2018

Durante el paseo con correa es importante que la correa vaya sin tensión.

Es más fácil "enseñar" a saludar correctamente a un perro que "convencer" a un propietario que ha de cambiar de correa y que procure mantenerla sin tensión, en forma de "U" especialmente en los acercamientos a otros perros.


A los perros no hay que "enseñar" a saludar, hay que PERMITIRLES saludar, pues si tienen espacio y tiempo saben perfectamente, les viene de fábrica. Quizá los perros muy estresados o con muchos miedos tengan dificultades, pero un perro sin problemas, "sabe" como saludar educadamente a otro colega.

Pero los propietarios, somos testarudos . Aunque veamos una y otra vez que con una correa muy corta y en tensión, tenemos muchas papeletas de un conflicto entre los perros preferimos creernos lo de la "dominancia" que por supuesto ejercemos en ese momento sobre el perro, mantenerlo pegado a nuestra pierna y gritarle. Y venga, que "se huelan".

No contentos aún nos metemos en medio para hablar y acariciar al perro del otro propietario.
Es absurdo, estamos privándoles de comunicarse adecuadamente, y pasa lo que pasa.
Gruñidos, erizamiento de lomo, aparecen los dientes... y como seguimos sin escucharles ni dejarles espacio, se ha liado.
Lo compruebo todos los días.
Lo comento amablemente a quien quiera escucharme, todos los días.

En serio, si me cruzo contigo y a tu perro no lo toco no es porque no me agrade, no porque no me guste. Te aseguro que me estoy aguantando las ganas. Intento respetar a tu perro y al mío para permitir que fluya la comunicación entre ellos.
Si tu perro va como un general, tieso de no poder moverse por la poca correa que le dejas y que va en tensión, no me acercaré a que nuestros perros se saluden lleves un chiguagua o un presa canario.
Hay mucha probabilidad de que se lie parda.

Recuerda la carita del dibujo, la correa en "U" ;)

16. feb., 2018

Todo lo que puede ocurrir durante los apenas 15 minutos que permaneció atado a la puerta de la Churrería mientras la propietaria del perrito (yorkshire) hacía su encargo para llevar.

Nosotros estábamos sentados en una de las mesas pegadas a la ventana y pudimos observar todo con claridad (aunque yo estuve a punto de saltar) pues ya tengo la "fea" costumbre de ver un perro y no perder detalle.


- Llegada de ambos y tras varios tironcitos, pues la correa estándar no da para más, por fin la persona ata corto al perrito al agarrador de las escaleras de acceso al local
- La persona accede al local y hace cola para esperar, el perrito se queda solo afuera, se gira un par de veces y se queda de pie "esperando"
- Va a salir del local una señora mayor, con poca firmeza en su caminar busca agarrarse justo donde está atado el perrito que además le interrumpe el paso, la señora coge la correa y levanta al perro en el aire para apartarlo como si fuera cualquier "cosa".
- La propietaria desde dentro se gira y mira a su perro, pero como ve que la señora ha salido no hace nada a pesar de que el perrito manifiesta bastante incomodidad
- Va a acceder un grupo de personas encabezadas por un señor con bastón que nada más colocarse frente al perrito, éste comienza a ladrarle nervioso, el señor "encañona" y empuja al perrito con el bastón... Cada vez ladra más.
- La propietaria, sale y a la vez que tira de la correa aparta a su perrito con el pie y le regaña
- Una vez que accede el señor, la propietaria vuelve a la cola por sus churros

¿De verdad tenemos que someterles a estas situaciones?

Si vas a por churros, no aproveches a sacar a tu perro, así de sencillo.
El paseo es para tu perro, deja lo demás para otro momento y si no hay más remedio... Ve a por churros y luego sal de paseo

16. feb., 2018

¿Escuchas a tu perro? ¿Qué intereses tiene tu perro durante su paseo?

Al hilo de una reflexión anterior sobre la necesidad de permitir la individualización de los paseos con correa con los perros (un perro, una persona) voy a mostrarte un pequeño experimento.

He observado que Blanka K. tendía a evitar zonas y "tirar" hacia otras según los días, pensaba que era por sus inseguridades y miedos (que también tienen su peso) pero ahora pienso que también es por sus intereses exploratorios (necesidad básica en un perro).
Te explico, en el paseo de la mañana salimos los 4 (dos personas y 2 perros) con la intención de ir juntos, la mayoría de las veces se queda en eso, en una intención, otras en cambio si vamos los 4.
Las veces que no es así, vengo dejando que Blanka K. decida el camino y es realmente sorprendente. A veces acaba en un camino vivimos demasiado cerca del "campo" (a esas horas no se ve demasiado) olisqueando los márgenes y demás, escarba buscando algo, a veces comienza a callejear recorriendo  los puntos donde se sitúan los contenedores de basura y residuos, a veces llega hasta un parque, a veces recorre pequeños solares en bruto donde aparcan los coches, a veces llega hasta donde alguien deja comida a los gatos...

A veces "la obligo" un poquito para llegar a una zona donde puedo soltarla para que se pegue sus carrera, pero dado que ella donde está, interpreto que si no va para allá... Por algo será. 

En el ejemplo que te muestro me ha llevado por calles del pueblo que yo no había pisado en la vida y es como si tuviera en su cabecita una limitación espacial de la que no se sale. Puede pasarse varios minutos olisqueando minuciosamente 50 cm de acera, un día comencé a contar las veces que se detenía a olisquear y me cansé de contar cuando superó ampliamente las 150 y solo llevábamos media hora de paseo. Hizo como 2 o 3 cacas y varios minipises en diferentes lugares. Saludó un perro madrugador y  a otro lo evitó. Se asustó de un gato que saltó de un contenedor haciendo ruido con la tapa.
Me miró varias veces buscando si había algo de que preocuparse (estoy trabajando para no alterarme con nada).

La calidad de la imagen lo siento es un poco bastante cutre pero creo que puedes hacerte una idea de lo que pretendo mostrarte, es un recorrido que hizo últimamente siendo el punto 1 la salida a las 7:00 am y el 2 la llegada 50 minutos después.

Ahora mi pregunta ¿de veras piensas que cuando arrancas a andar con tu perro sin detenerte, ni mirarlo estás satisfaciendo lo que necesita?

Olisquear es algo natural en tu perro, es necesario y fundamental. Les cansa y les calma. Si tu perro no está habituado a olisquear comienza con algunos sencillos juegos de olisqueo en lugares tranquilos (evita sitio de paso de otros perros) :)

16. feb., 2018

Con cara de asombro y "terror" esta frase la escucho cada vez que hablo de alimentación con algún conocido (con perro) de la zona. 

En el libro hablo también de la dieta natural, pues un tema importante y que puede afectar al bienestar no solo físico sino emocional de nuestros perros es la NUTRICIÓN. Como cualquier ser vivo, si no estamos bien nutridos, simplemente nuestro mecanismo comenzará a fallAr.

Te resumiré nuestra experiencia en cuanto a aliementación canina por si puede serte útil.

Neux entró en casa en acogida con una "diabetes" y se le daba un pienso carísimo especial, cada vez estaba peor en todos los aspectos. Ya adoptada cambiamos a la comida casera cocinada (arroz con carne, sin muchos conocimientos entonces) y eso unido a la estabilidad en una casa hicieron que "se curara". Realmente nunca fué diabética. Hoy entiendo el cuadro que traía la perra, en fin, el caso es que su alimentación pasó a ser casera y pienso o latas "de alta gama" cuando no tenía cocinado para ella o fines de semana, vacaciones..

Incorporamos a Blanka K. y casi un año después comienzamos a asistir a cursos y seminarios caninos, compartir experiencias y sobre todo indago en nutrición canina, asi "me entero" qué realmente es el pienso.
Me planteo dar una dieta más natural y busco asesoramiento veterinario. Ahi comenzaríamos a dar a nuestras dos perras lo que se llama dieta BARF o ACBA (dieta natural a base de alimentos crudos) hace 3 años.
Consiste en dar a tu perro unos porcentajes en huesos carnosos, vísceras, pescado, huevos, frutas y verduras, huesos recreativos y algun suplemento natural.
La gente se obsesiona un poco con los huesos y sus peligros, es una posibilidad pero ¿tu no te has sentido ahogar en alguna ocasión por un trozo de comida? es una posibilidad si. Solo eso.
También hay quien abandona esta dieta por esa "dificultad" de dar determinados porcentajes de cada grupo de aliementos pero ¿realmente en tu propia dieta estás calculando porcentajes o te haces una analítica de vez en cuando para ver cómo estás?

Actualmente damos según los días 2 o 3 veces por semana comida casera cocinada (carne magra o pescado con verduras y un poquito de cereal o patata...ahora sí con conocimientos) que realmente es lo que más les vuelve locas, con Barf y Dieta Yum (esta sobre todo por la comodidad al venir envasado la mezcla de carnes y verduras). Pienso en algún momento puntual 

En la imagen te muestro un ejemplo de dieta Barf del desayuno de hoy compuesto por unos alones de pollo, un pure grueso de manzana, tomate, zanahoria, cúrcuma, vinagre de manzana y aceite de salmón.

En la variedad está el cubrir todos los nutrientes, similar a las personas. Los perros aunque comen de "todo" su base es carnívora, sobre todo huesos...

*Ojo, hay muy buenos piensos. Cuatro o Cinco marcas. Aún así mi postura personal es dar variedad porque a los perros les encanta comer y toda la vida comiendo pienso... Pues no va con mi forma de entender su bienestar.
Ellas toman pienso en la residencia canina y en casa de vez en cuando.