21. feb., 2018

MICROMALTRATOS SOCIALMENETE ACEPTADOS

No puedo no sacar de mi cabeza una imagen que he presenciado a una distancia de unos 50 metros cuando regresábamos del paseo con nuestras perras.
Un tipo con dos perros adultos (pues conozco a los perretes) sueltos, en cuanto han visto a las nuestras (con correa) uno de ellos, un bodeguero, ha empezado a caminar en nuestra dirección.
El tipo ha agarrado al perro por el pellejo del cuello y lo ha levantado hasta la altura de sus ojos gritándole ¡¡¡NO!!! lo ha mantenido así unos instantes mientras en la distancia no dábamos crédito de lo que estábamos presenciando.

No contento con esa lección de dominancia y liderazgo absurda, ridícula y enfermiza, ha depositado al perro en el suelo que a prisa se ha alejado de él unos metros y el lumbreras se ha agachado al suelo haciendo el gesto de coger y lanzarle al perro una piedra. Mientras gritaba ¡¡VEN AQUI!! ¡¡VEN AQUI!!
...

Estoy a cuadros