21. feb., 2018

ODIO LAS FIESTAS

Desde un ligero nerviosismo o malestar hasta un paro cardíaco, el terror a los sonidos fuertes ocasionados por petardos y pirotecnia es un tema realmente serio que solo algunas ciudades tienen en cuenta en favor de la salud de personas, animales y medio ambiente, prohibiendo totalmente su uso.

Es realmente impactante como puede afectarnos a los seres vivos, en el caso de los perros, cuya capacidad auditiva es muy superior a la humana… Si alguna vez padeciste dolor de oídos quizá puedas acercarte a como se siente un perro mientras los humanos andan celebrando lo que sea.
Por suerte existen alternativas como los espectáculos de luz láser, o fuegos artificiales silenciosos o cientos de ideas para celebrar las fiestas sin dañar.

El informe sobre el tema elaborado por Avatma Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia lo deja claro, ademas de todos los daños de diversa indole por el estruendo auditivo... las partículas del polvo que respiramos durante o tras un espectáculo de este tipo son venenosas.