21. feb., 2018

BARKING DOG

Enhorabuena, tienes un perro que se comunica.
Los perros ladran, los gatos maullan, los caballos relinchan... y los humanos hablamos demasiado.

El ladrido (en sus muchos registros y formas) es una forma de comunicar una emoción o una intención por parte de tu perro y si no le prestamos atención cada vez subirá el tono si nada cambia en su entorno.
Si pretendemos "cortar" esa comunicación el mesaje vendrá por otras vías, seguro.
Tenemos que asumir que de vez en cuando los ladridos dentro de casa son inevitables y que nuestro perro ha de sentirse escuchado.
Un ladrido excesivo, se objetivx, que te molesten mucho no es igual a que sean excesivos, de ser así es un indicador que algo no va bien para tu amigo.

Ejemplo práctico, Blanka K. por raza (alerta) y algo de insegruidad nos avisa de cualquier ruido nuevo, persona, perro en la calle, o situación que se produzca en nuestro entorno... Su ladrido es un "poquito" insoportable la verdad, pero a mí tampoco me gusta la voz de algunas personas... (ni la mía propia ejem).
Cuesta (paciencia) pero funciona, hay que hacer entender a Blanka K. que la hemos oido y que no tiene que preocuparse por nada porque efectivamente no pasa nada.
"Ya te he oido, todo está bien" y tu tienes que creértelo.

Esto repetido cada vez que ocurre, con calma, y mostrando esa calma también con tu lenguaje corporal ante un "aviso" (del que efectivamente no hay que preocuparse nadie) puede ser suficiente para que entienda que no pasa nada, y que tu has recibido su mensaje.

Neux no suele alterarse dentro de casa, ella también ladra, pero por otros motivos, como individuos tienen su propia forma de estar en esta vida.
Tienes un librito fantástico escrito por mi vikinga preferida Turid Rugaas "Qué hacer cuando mi perro ladra" que te animo leas.