21. feb., 2018

FRONT CROSSING

De nuevo los cruces frontales con correa durante el paseo son un taco entero de papeletas para que te toque en el sorteo un conflicto entre perros.
Ha sido una situación realmente desagradable esta que te cuento. Dudo que muchas personas sean capaces de establecer relaciones entre las conductas de sus perros y como son tratados esos perros en su día a día.

Cuando nos acercamos a una esquina y no tenemos visibilidad es buena idea abrirse para tener campo de visión y de acción.

Cometimos el error de ir muy pegados a la pared porque una de nuestras perras iba olisqueando los pises de la pared y cuando quisimos reaccionar 2 enormes pastores alemanes con correa aparecieron "de la nada" (la esquina).

El de mayor tamaño se nos lanzó encima a mi y a Neux dándome una ostia contra la pared, con las correas y acorraladas por ambos perros no podía hacer mucho salvo el grito que pegué por el dolor y que creo cortó por unos segundos el jaleo. Pensé que se nos comía a las 2, tanto me asusté que no ví que este perro llevaba un bozal metálico (menos mal).

Mi pareja logró apartarse con tiempo con Blanka K. que caminaba alejada de la pared, pero yo me comí la situación entera y cojeando nos cruzamos de acera.

La tipa que iba al otro extremo de las 2 correas de los perros se quedó "corrigiendo" a su perro con tortazos, noes y sientas...
Tampoco tuvo la mínima educación hacia mi de preguntar si estábamos bien ni de disculparse, pero conforme se comportaba con su perro no era de esperar mucho más.
Un perro que es tratado así, no puede estar bien, es imposible.

Lo que joroba es que cuando vas con perros y el otro propietario también lleva perros no puedes acercarte y tener una "conversación" pues visto como trata a sus perros es ponerles en riesgo a que continúen siendo corregidos con tu presencia.