15. mar., 2018

QUÉ TENDRÁ LA MARQUESA

Qué tendrá "la marquesa"...

Quienes compartimos la vida con otros seres no humanos a los que amamos por ser "ellos", nos vemos afectados por las mismas emociones que si de nuestros seres humanos se tratara cuando éstos, los no humanos, pasan por momentos críticos.

Llevamos una semana de visitas a la clínica veterinaria local ante el malestar de nuestra Neux, un cuadro de síntomas que nos tenía confusos hasta que el mièrcoles a última hora de la tarde quedaba ingresada con el suero en vena. Es la primera vez en 6 años que nos separamos así de nuestra marquesa, es la primera vez que estamos los 3 solos (mi pareja, Blanka K. y yo) desorientados porque falta un miembro del grupo. Y falta un miembro del grupo porque algo no va bien, pero tenemos que mantener la serenidad porque Blanka K. es telepática. 

La "marquesa" presentaba un aspecto muy preocupante. Qué tendrá la marquesa. Gimiendo incluso, y la marquesa no se queja cuando le duele. 

Mis apuestas eran obstrucción intestinal o parásito cabrón. 

Jueves a última hora la han operado ante la presencia de un "objeto extraño" y como todas las operaciones es un tema que te encoge las tripas (pero a mí no me quita el apetito y tal que me voy por una cerveza). Hemos conocido que la edad aproximada que figura en su cartilla no es de 8 años sino más bien de 10 años (cosa que yo ya venía sabiendo dado el sombreado plateado de su hocico y cara) y que eso también es un riesgo cuando uno se pone en una mesa de operaciones. Eso, la anestesia general  y que tampoco se sabe cómo y qué  habrá ahí adentro... 

Sientes que te tienes que "despedir" por si acaso es la última vez, atesorar su calor, su mirada, su olor (terrible por cierto en esos momentos) sientes que podría pasar cualquier cosa pero lo guardas para darle tranquilidad, fuerza y todo el cariño del mundo.

Todo ha salido bien y esperamos poder recogerla pronto. 

Tu ausencia estos días me ha traído muchas emociones, sabes que te quiero y me ha costado mostrarme fuerte y serena al verte en ese estado.

¡Por favor deja de ingerir cosas del suelo!

En estos días agradezco muchísimo el acompañamiento físico o no, comprensión y apoyo de las personas con quienes te unen vinculos de amistad, familia o relaciòn cliente/profesional de la salud de los animales.

A veces las personas olvidamos como pueden sentirse los otros, para muchos de nosotros (cada vez más personas por cierto) los animales son parte de nuestra familia, por eso demandandamos una sensibilidad para con ellos y para con nosotros, especialmente en situaciones complicadas. 

Gracias.