2. abr., 2018

TROPIEZO CON LA MISMA PIEDRA

No es teoría, tengo la prueba con mis perras y son ambas cada una en su estilo, complicaditas.

También lo veo a diario en otros perros en los que sus dueños ponen el "piloto automático" y día tras día ocurre exactamente lo mismo, los mismos inconvenientes o problemas o conflictos.

Como sabes, soy muy insistente pero el paseo cubre necesidades muy importantes para tu perro como las de relación social, estimulación mental y física, fisiológicas (pis y caca). De todas las rutinas de tu perro a lo largo de las 24 horas del día es una de las más importantes y a veces, la que peor hacemos.

1ª idea: el paseo es PARA tu perro

¿Sabes qué es lo más difícil de cambiar cuando tenemos un perro con "problemas" (ladridos e incluso peleas con otros perros, tirar de la correa, hiperactividad o destrozos en el hogar...)? Cambiar el modo de ver y hacer las cosas de la persona.

2ª idea: Si YO cambio, todo cambia.

Un par de comentarios que te ayudan a entender el paseo con correa y el dibujo que he hecho. Los perros no caminan en línea recta de modo habitual. Se acercan a los olores u objetos que les interesan o a otros congéneres trazando curvas. La curiosidad y excelente olfato harán que quieran acercarse a casi cualquier cosa, son seres sociales y querrán acercarse a muchos de los perros con los que se crucen, o querrán evitarlos. Si conocemos como responde nuestro perro ante determinadas situaciones sabremos qué evitar y que permitir.

3ª idea: Si eres PRO-ACTIVO no serás reactivo

Bien, según el dibujo que ves, cuando sales de paseo con tu perro ¿te identificas más con el modelo de la izquierda (I) o con el de la derecha (D)? (la línea roja es el camino que realizan perro y propietario, recuerda estamos hablando de paseo con correa).
Te explico brevemente cada uno:

La opción (I) es la que habitualmente observo en la calle.

El paseo se reduce a ir del punto A al punto B, sin deterse pues la persona suele ir en plan "he salido a andar" y suele ser una Via Verde o Paseo ajardinado más o menos y paralelo a una carretera o similar, recto.  En el recorrido se coincide con las mismas situaciones día tras día:

  • El perro del vecino está en la entrada y ladra a todo lo que pasa por delante, nuestro perro se altera *Cosas que llaman la atención de nuestro perro: cacas, plantas, residuos, otros perros (no permitimos que nuestro perro se acerque por si acaso)
  • Objetos en movimiento rápido: cruzan bicicletas, runners, niños que juegan y gritan, coches cerca... Nosotros con el "automático".
  • Nos paramos con otros conocidos, bla bla bla... sin mirar el reloj. Si tienen perro, no pensamos si los perros están cómodos con la situación
  • Metemos "prisa" al perro para llegar al punto B, no le permitimos casi ni evacuar con tranquilidad
  • Por fin, llega la fuente de ¡¡¡agua!!! y de vuelta al punto A con idénticas o similares situaciones.


La opción (D) es poco frecuente (aquizá en perros sueltos sin correa) y es lo que te propongo practicar:

  • No hay porqué llegar al punto B, si llevas agua, ni a ningún punto. Disfrutemos del recorrido.
  • Evitamos las situaciones que molestan a nuestro perro y evitamos que nuestro perro moleste a otros perros o personas
  • Los perros obtienen una información interesante de sus congéneres al oler sus pises, cacas u otras marcas visuales u olorosas y del mundo en el que viven a través de todos los objetos
  • Permitimos llegar a donde quiere, por algo será, pero... Sin dejar que tire de la correa
  • Buscamos lugares de interés olfativo como aparcamiento para coches, contenedores de residuos, arbustos, montones de piedras, troncos de árboles, un hormiguero...Guau! una caja que tuvo una pizza.
  • Si conocemos que determinadas situaciones, objetos, ruidos fuertes, personas/perros incomodan (o incluso asustan) a nuestro perro las evitamos, trazamos curvas o utilizamos de barrera el mobiliario urbano (setos, un contenedor, un banco) para evitar un cruce frontal con aquello que resulte problemático
  • Regresar al punto A

    ¿Como puedo valorar si esto funciona?

Puedo fijarme en estos detalles, aunque podríamos decir muchos más en función de la situación de cada perro en particular, pero por generalizar te invito a prestar atención y valorar de modo lo más objetivo posible: 

  1. Tirar de la correa
  2. Reactividad con perros/personas/objetos en movimiento
  3. Como llega a casa tras el paseo
  4. Como pasa el día los ratos que está en casa
  5. Como te sientes tu 

Un paseo estresante no satisface ni a perro ni a humano, el perro se queda "con ganas de más" porque apenas ha podido cubrir sus necesidades (mencionadas anteriormente), mientras que al humano se le hace "eterno" y llega malhumorado por tanto tirón de correa, situaciones tensas o incómodas vividas.


Un paseo relajado, permite "llenar" ese tiempo tanto para perro como para humano, llegamos a casa tranquilos preparados para lo que toque a cada uno. Quizá el perro quedarse solo unas horas en plácida siesta y el humano acudir a sus obligaciones.

Premisas para un paseo de calidad:

  • Planificar el tiempo que dispones para tu perro (no olvides es SU paseo) en tu agenda de tareas y respétalo igual que respetas tus actividades preferidas (tele, leer, gimnasio...)
  • Durante ese tiempo, no hables, limítate a acompañar a tu perro en SU paseo. Reserva tu lenguaje oral para una situación que realmente lo requiera como llamarle a tu lado si preves algún problema o alguna petición tipo "déjalo o suelta" si cogió algo inconveniente del suelo, o un "buen chico" o "eres el mejor perro del mundo" porque te da la gana decírselo.
  • Pasear en silencio te hace consciente de muchas cosas que ocurren durante el paseo, te fijas en cómo camina tu perro, qué zonas o ambientes le gustan, que situaciones le ponen nervioso o le preocupan.
  • Pasear en silencio, además te beneficia a tí enormemente si lo practicas a diario. ¿Has oído hablar de la meditación caminando.
  • Utiliza herramientas adecuadas para el paseo, como un arnés ligero y una correa larga
  • Permite que tu perro llegue a aquello que le interesa (siempre que no suponga un peligro o una molestia para terceras personas o perros)
  • Lleva agua aunque sepas que habrá una fuentePermite que tu perro llegue a todo aquello que le interesa y no suponga peligro ni molestias para terceros (personas u otros perros)
  • Vivas donde vivas, seguro que hay más de un itinerario por el que pasear, evita que el paseo sea un "tontódromo", varía las rutas y DISFRUTA DEL PASEO
  • Si tienes más de un perro, al menos uno de sus paseos ha de ser en exclusiva para él, recuerda cada perro es un idividuo