12. sep., 2018

HAZ UNA CANFOMBRA

El éxito de las alfombras de olfateo o canfombras es que permiten que nuestros amigos peludos tanto perros como gatos ejerciten el olfato. 

Olfatear es la actividad principal, el no va más en lo que a necesidades especialmente de tu perro y que le aporta sin fin de beneficios a nivel cognitivo y emocional. Una actividad que enriquece y mejora la calidad de vida de nuestros perros y gatos, pero de la que también se pueden beneficiar otros animales como ratas o cerdos...entre otros ;) 

Puedes adquirirlas en numerosas tiendas especializadas físicas u online en tamaño de 30x40 cm y menos de 30€ (también en la principal plataforma de venta online "de cualquier cosa") o hacerla tú siendo una actividad relajante que seguro te vendrá genial elaborando la canfombra a tu gusto (el tamaño que te vaya mejor, colores, material).

Solo necesitas una base, mejor si es antideslizante y con agujeros; tiras de tela como de 2 cm de ancho por 20-25 cm de largo (han de caber por los agujeros) de colores (además así puedes reutilizar esos textiles que andan por tu casa como camisetas, vaqueros, paños de cocina...) o comprar "trapillo" y paciencia. Cortas las tiras con el largo adecuado, vas pasando por cada agujero y anudars. Simple. Ha de quedar bien poblada toda la superficie.

¡Listo! Ahora dispón pequeños trocitos de comida entre las telas y deja que tu amigo los localice y coma, no deben quedar a la vista. Buscamos que utilice su olfato. No hay que dar ninguna instrucción, simplemente ofrecemos la actividad y supervisamos con disimulo (es muy molesto cuando ahlguien no te quita el ojo de encima, a mí me pone muy nerviosa).

Es una propuesta para uso individual o para dos o tres perros "amigos" aumentando el número de alfombras para evitar que se produzca el efecto contrario al deseado.

Mis perras usaron la alfombra de olfateo por primera vez en la clínica veterinaria y fué una excelente idea, Blanka apenas prestó atención a que estaban cortando las uñas de sus espolones y cuando fué el turno de Neux le pusieron una vacuna mientras su mente estaba "en otra cosa". Al llegar a casa compré una y este verano me puse a hacer una (imagen).

A ver, me gusta mucho más la que he comprado por la forma en que está "tejida", más tupida y el tipo de textil empleado, más rígido, y de un colorido fantástico. La mía (otra actividad de de este verano) quedo como lánguida y el trapillo no luce nada porque era el que tenía por aquí con colores muy poco atractivos... ¡¡Haré otra!!

¿Donde y cuando usarla?

* En casa, dentro de las rutinas diarias de nuestro amigo, unos 10 o 15 minutillos.

Puede ser de gran ayuda para suplir el aburrimiento en el hogar, cuando la climatología u otras circunstancias (perros con diversos miedos fuertes, convalecencia) impiden o limitan los paseos. 

También para perros muy glotones que ingieren todo el pienso de un bocado, puedes "esconder" su ración utlizando esta alfombra.

* En la consulta veterinaria facilita llevar a cabo exploraciones o manipulados básicos, para ello el profesional debe bajarse al suelo y estar a la altura (en el doble sentido de la expresión) de su paciente.

* En refugios, protectoras y residencias caninas, como herramienta para bajar la ansiedad, compensar la dificultad de ofrecer paseos de calidad 

* En el hotel, casa rural o donde te vayas de vacaciones con tu amigo peludo para no perder las buenas costumbres y ayudar a la adaptación en perros que no llevan muy bien los cambios 

¡¡Ahora que pronto llega el otoño mira qué propuesta tan guapa para hacer en las tardes lluviosas (tu a tejer y tu perro a olisquear)!!