4. ene., 2019

NOCHE VIEJA CON TEOBROMINA

Paracelso, en el siglo XVI, formuló una conclusión que sigue vigente "Todo es veneno y nada es veneno, sólo la dosis hace el veneno"

Neux nos sorprendió la mañana del día 31 abriendo un armario que en 6 años ni ha mirado y donde almacenamos el tesoro mejor guardado, el producto del Theobroma cacaco o alimento de los dioses. 

Dando fín al chocolate en formatos varios de turrón, con avellanas, con almendras, tabletas y  caja de bombones. Todo ello mayormente con un alto % en cacao y sin leche que es el que tomamos en casa... pudiendo haber ingerido quizá casi 700 grs de chocolate en total.

Las existencias para las fiestas navideñas.

Blanka apenas comería pensamos, pues no le atrae tanto el "dulce" y no tiene esa tremenda obsesión por la comida. 

Dado que lo descubrimos al llegar a medio día a casa tras dejarlas solas apenas unas horas, llamamos a urgencias, describiendo lo ocurrido y tener preparado el coche por si acaso ya que  Neux no parecía tener síntomas en esos momentos. La teobromina es un alcaloide que se encuentra en el chocolate y que puede ser letal para los animales al no ser metabolizado por éstos. La absorción es muy lenta y los signos por intoxicación comenzaron a ser evidentes a la tarde, nueva llamada a urgencias, el cuadro no parecían ser grave para ingresala, aún así las 24 horas siguientes nos causo gran preocupación, y en la primera mañana del año estos parecían haberse disipado casi en su totalidad de ahí mi cara de felicidad.

Cuando el chocolate está en el estómago o intestino puede ser útil inducir el vómito aunque a veces puede resultar más perjudicial. Pero administrar carbón activado es una buena idea cuando nuestro perro ha ingerido algún tóxico (esto lo hemos sabido días después) ya que no le causará ningún daño y permitirá reducir la toxicidad de lo ingerido, excepto el caso de que la ingestión sea de un ácido o derivados del petróleo porque puede empeorar la situación, ni se dará si el perro está inconsciente o vomitando (ovbio).

Los signos de toxicidad grave por intoxicación de teobromina están relacionados con el sistema nervioso central, incluyendo nerviosismo o todo lo contrario, temblores, convulsiones, ataxia e incluso coma. Además de estimulación cardíaca, jadeo, vómitos, sed, diarrea, incontinencia urinaria y la muerte súbita (12/24 horas de la ingesta).

 

Un pellizco de chocolate allá para cuando o si tu perro come una galleta con pepitas de chocolate es insignificante.

Pero si ocurre un accidente de esta magnitud como la que nos ha ocurrido en la que Neux pudo ingerir una cantidad elevada para sus 23 kilos podría haber sido muy grave. Estoy convencida que la salvó el alto % de frutos secos de algunas de las tabletas.

Es importante que tengas claro estos datos cuando hables con tu clínica veterinaria de urgencias en caso de ingestión accidental de una gran cantidad de chocolate:

- Cantidad de producto ingerido

- % de cacao (lo indica en la etiqueta) 

- Peso de tu perro

 

Valores que pueden ser de tu interés:

Ingesta segura  entre 3 a 8 g de chocolate negro/kg de peso corporal

Intoxicación por  teobromina:  corresponde a unos 60 mg/kg de peso corporal y entre 80-300 mg / kg de peso corporal pueden ser letales (la cantidad de teobromina dependen de la pureza del cacao). 

Carbón activado para uso en perros: darlo en polvo diluido en agua y de 1 a 5 gr/kg de peso corporal, puede repetirse cada 2 a 4 horas. 

 

Fuentes consultadas:

ELIKA (Fundación Vasca para la Seguridad Agroalimentaria) 

Clínica Carea

Veterinaria.org

Perdarling.com